Corrección corporal en pasarela   Mi consejo es que aprendas a caminar utilizando la corrección corporal en tu día a día, da igual si estás haciendo la compra, trabajando o estudiando. El caminar corrigiendo tu centro de gravedad conseguirá no sólo desfiles mucho mejor sino que tu espalda, tus hombros y tus cervicales agradecerán que no estés caminando todo el día encorvada o encorvado ¿ Te ha gustado nuestro consejo? ¡Déjanos un comentario! Feliz miércoles! 🙂