El sol tu aliado o enemigo

El sol es muy beneficioso para nuestra salud. Aporta gran parte de la vitamina C que en invierno debido a la escasez del mismo muchas veces haga que nos sintamos más decaídos.

El sol es bueno para aliviar enfermedades cutáneas tal como la dermatitis atómica así como la psoriasis. Ya que ayuda que se seque la piel y se descame y con un tratamiento adecuado paralelamente este vaya remitiendo poco a poco. También para las personas que tienen vitíligo (siempre de una manera controlada por médicos) el sol es beneficioso ya que ayuda a que la piel vuelva a pigmentar.

El sol se vuelve enemigo cuando lo tomamos en exceso. Pequeñas manchas marrones que puedan aparecer en la piel tras el embarazo, lunares que se tengan o pieles sensibles, se pueden ver afectadas de una manera muy negativa por una exposición negligente.

¿QUÉ CUIDADOS HE DE TENER PARA CONTROLAR MI PIEL FRENTE AL SOL?

Lo importante en verano, es disfrutar, cuando tomamos el sol estamos relajados, de vacaciones o en un pequeño «break» del trabajo o los estudios, es por ello que tenemos que disfrutarlo y sobre todo cuidarnos.

  • Al principio del verano comienza de manera paulatina con los baños de sol. No te expongas mucho desde el principio del verano.
  • Usa protección solar incluso en los días nublados (ya que aunque no haga sol la luz filtrada también incide en tu piel), cuida tus manos y tu cara que son las partes que más se exponen diariamente frente al sol.
  • Siempre toma el sol en las primeras horas de la mañana o en las últimas de la tarde. ( de 11 a 5 de la tarde suele ser cuando más fuerza tiene cuando hay que evitarlo.

 

[ WorkShop & Blog ] Cabeceras web