MINDFULNESS

 

Hoy quiero que el diario para Aprender a Ser Modelo sea un poco mas personal.

Quiero contarte mi experiencia con el mindfulness y cómo aplicarla ha cambiado ( o está empezando a cambiar ) mi vida.

Trabajando toda mi vida en publicidad, en momentos concretos en cine y sobre todo con la presión que supone estar constantemente arriba. Hubo un momento que marcó un antes y un después en mí como mujer, madre, empresaria, hija, amiga …  Y ello fue la muerte de mi padre.

Me dí cuenta, sobre todo que con esta profesión tan bonita pero en muchos aspectos tan vacía, había algo que no terminaba de funcionar del todo. Había demasiado ruido alrededor y decidí tomarme el verano del año pasado, Agosto de 2017 para alejarme de todo ese ruido y pensar.

Hay muchas cosas que puedes hacer para alejarte de ese ruido, como Yoga, Tai chi, Pilates, nadar, surfear, dar largos paseos… todo lo probé y no había nada que me hiciera encontrar la respuesta y apagar ese ruido interior continuo que no se acallaba. La profesión ya no me llenaba como antes y no disfrutaba igual de las sesiones de fotos, los castings o los desfiles.

Me tropecé de la manera mas tonta con el MINDFULNESS. Una tarde de junio del año pasado, justo antes de terminar el colegio y empezar oficialmente con las vacaciones, mientras acompañaba a mi hija en su visita a la biblioteca, tropecé con este libro para niños que me cambió la vida TRANQUILOS Y ATENTOS COMO UNA RANA, lo cogí primero de todo por que me hizo gracia el título y después comencé a ojearlo… me llamó tanto la atención que lo reservé y lo llevé conmigo a casa.

De la manera mas tonta y divertida, aquella misma noche me senté con mi hija en su habitación y comenzamos a practicar los ejercicios de mindfulness que planteaban. No solo me divertí sino que aprendí que desde bien pequeños es nuestra responsabilidad parar y tomar conciencia de nosotros mismos. Escuchar el latido de nuestro corazón y no pensar en nada puede ser nuestro gran momento del día.

Ya en clase, con mis alumnas y alumnos modelos, les quise transmitir desde el primer día mi gran descubrimiento.  En clase cuando estoy con ellos, siento que vienen con mucho ruido interior. Por que socialmente se les exige mucho. Estar siempre ideales y perfectos en las RRSS, ir siempre a la última… y cuando las cosas no salen como ellos quieren se vienen abajo. Y en definitiva, les hacía que ver que se venían abajo por ese ruido interior sin sentido que no servía para nada. Y traté… y trato de enseñarles día a día que ese ruido hay que silenciarlo un ratito cada día para poder oír otras cosas mucho mas importantes.

Muchas veces da igual si tu archienemiga tiene mas seguidores en Instagram que tú, da igual si no puedes comprarte el look que querías y resulta que tu mejor amiga aparece con el. Da igual si no te seleccionan en un casting o no puedes ir a una audición, por que sencillamente las cosas en esta vida, siempre pasan por algo.

Y si tomas un momento al día, sólo 10 minutos y tratas de acallar no sólo las palabras de los demás sino tus propios pensamientos, cuando vuelves a subirte otra vez al tren de la vida, lo haces con una sonrisa.

Espero que mi experiencia con el mindfulness te haya ayudado. 🙂