Recupérate tras la navidad

Comenzar un año nuevo es maravilloso. Sobre todo por que se abre un abanico de nuevas oportunidades. Para poder hacer todos esos cambios que ahora mismo tienes en la cabeza, lo primero que has de hacer es coger papel y boli y ponerte a organizar todas aquellas cosas que quieres cambiar.

PLANIFÍCATE

Coge un papel y un boli y escribe todas aquellas cosas que quieres cambiar este año. Cuando las tienes escritas, no se te olvidan, al contrario, son un recordatorio de que tu yo del pasado quería hacer esos cambios en tu vida. ESCRIBE, todo aquello que quieres

PLANIFICA TU RUTINA DE ALIMENTACION

Lo importante es que si has comido mal durante estas fiestas ahora NO hagas una dieta de compensación y dejes de comer. NO puede haber nada peor para tu organismo. Lo confundes y al final tanto bajar y subir de peso puede provocarte problemas de salud. Planifica tu alimentación. Haz un calendario de comidas y haz la compra en base a este calendario. Ello te ayudará a planificar tu bolsillo y también el picoteo entre horas. A mí una página web que me encanta de Nestlé para organizar mis rutinas de alimentación es esta, puedes echarle un vistazo. También tiene un organizador de tu menú semanal.

Cuidado con el alcohol, no sólo por su efecto pernicioso sobre la salud, sino que tiene muchísimas calorías.

ALIMENTACIÓN DEPURATIVA

Hay una serie de alimentos que me encanta incorporar a mi calendario de comidas. Son alimentos llamados depurativos como la alcachofa o la piña. Un vasito de agua templada con limón hace que se limpie bien tu organismo por las mañanas.

INCORPORACIÓN DE PROTEINAS

Si no organizas tu calendario semanal de comidas seguro que hay días que repites el tipo de alimentación o que te alimentas mal. La guía básica para no equivocarte es la siguiente. 3 ó 4 veces por semana hay que tomar proteínas.

Mi regla de alimentación es la siguiente 2 días pescado blanco,  1 día pescado azul ( 3 días pescado ) otro carne roja otro carne blanca y otro huevo. El huevo hasta hace poco lo tenía como algo malo, pero después de leer publicaciones lo aconsejan tomar cuantas veces quieras a la semana, por tanto casi siempre es un aliado en mis cenas ligeras y sabrosas.

HAZ UNA COMPRA SIN TENTACIONES

Cuando haces la compra semanal siempre cae en el carro alguna «pitxinglería» como las llamo yo, una bolsa de patatas, un paquete de galletas… hace tiempo que erradiqué esa costumbre. Cámbialos por frutas que te gusten o frutos secos para picar entre horas y también aguacate para hacerte tostaditas cuando te de por picar entre horas. La grasa monoinsaturada del aguacate es buenísima para el corazón.

Ahora sólo tienes que ponerte a ello. Poco a poco y sin agobios, los hábitos no se pueden cambiar de un día para otro, pero empezar a tener pequeñas metas de cambio siempre te ayuda.

¡Créeme a mí también me ha pasado!

 

[ WorkShop & Blog ] Cabeceras web