Rutina fotográfica

La rutina desde fuera es entendida como algo malo. Pero la rutina bien aplicada puede ser beneficiosa.

En mis formaciones, SIEMPRE aplico la rutina como un elemento catalizador del talento. Es por ello que todos los meses mis alumnos hacen un trabajo que hoy te voy a recomendar también a tí que hagas.

PLANTÉATE RUTINAS FOTOGRÁFICAS

No tienen por que ser sesiones extremadamente programadas. Simplemente una sesión de fotos al mes, realizada por alguien de tu entorno cercano si no quieres gastarte dinero en fotógrafos profesionales.

Piensa una temática, define un lugar, prepara la ropa y queda con tu mejor amiga para que te saque las fotos con tu iPhone o Android. Si tienes alguna conocida que tiene una cámara de fotos réflex puedes pedirle que te haga las fotos.

¿ QUÉ CONSIGO CON ESTAS RUTINAS FOTOGRÁFICAS?

Cuando tienes un calendario organizado y estructurado en el que tu misma ejercitas esta rutina de hacer una sesión fotográfica, poco a poco irás mejorando. Al principio harás las fotos de una manera intuitiva, pero con el tiempo irás definiendo un estilo.

ADQUIRIENDO EXPERIENCIA

Desde luego que este tipo de rutinas de trabajo te van a aportar experiencia. Aunque se plantee de una manera hobbie pero la constancia con la que lo haces es profesional por tanto irás mejorando poco a poco y ello se irá reflejando en tu portfolio.

Cuéntame … ¿ Has comenzado con esta rutina fotográfica ? que es lo que más te cuesta y qué es lo que menos te cuesta.

[ WorkShop & Blog ] Cabeceras web